miércoles, 22 de noviembre de 2017

Descubren tres barcos romanos hundidos en la costa de Alejandría. 2º ESO

ABC Cultura

Se han encontrado monedas del emperador Octavio Augusto y un busto de cristal de Marco Antonio.


Fotografía facilitada por el Ministerio de Antigüedades egipcio de la moneda romana de la época del emperador Octavio Augusto encontrada en uno de los barcos naufragados. - EFE


Tres barcos del imperio romano han sido descubiertos en la costa de Alejandría, en el norte de Egipto, con diversos artefactos en su interior como monedas, vasijas de cerámica y piezas de cristal, según ha informado el Ministerio egipcio de Antigüedades.
Los arqueólogos han hallado tres monedas de oro de la época del emperador romano Octavio Augusto (63 a. C. - 14 d. C.), además de un busto de cristal que se cree que representa al general romano Marco Antonio, contemporáneo de Octavio Augusto.
Los pecios han sido descubiertos en un yacimiento submarino situado en la bahía de Abu Qir, en las afueras de la ciudad mediterránea de Alejandría (norte), por un equipo formado por el departamento Central de Antigüedades Submarinas en colaboración con el Instituto Europeo de Arqueología Submarina de Alejandría.
En opinión del presidente del Departamento Central de Antigüedades Submarinas, el doctor Osama Alnahas, «las excavaciones indican queun cuarto barco será descubierto en la próxima temporada», en Abu Qir, puesto que «se han encontrado tablas y restos de vasijas de cerámica que podrían ser la carga del barco».
La bahía de Abu Quir ya es célebre por albergar los yacimientos de Thonis-Heraclion y Canopus, ciudades hundidas del siglo VIII a.c. que fueron descubiertas por el arqueólogo francés Franck Goddio en el año 2000 y albergan un importante yacimiento arqueológico.
La misión también ha descubierto una barca votiva del dios Osiris en la ciudad hundida de Heraclion.

Hariri deja en suspenso su dimisión como primer ministro de Líbano. 4º ESO

EL PAÍS Internacional
Natalia Sancha


El mandatario "reconsidera" su renuncia a petición del presidente del país, Michel Aoun.




Tras dos semanas de suspenso que han mantenido a Líbano al borde de la crisis política, Saad Hariri ha regresado a Beirut este miércoles. Hariri anunció su dimisión como primer ministro por sorpresa, el pasado 4 de noviembre y desde Riad, la capital saudí. Este miércoles regresó a Líbano en su avión privado y el señalado día coincide con el que el país celebra el 74 aniversario de la independencia del mandato francés. Hariri retorna tras finalizar una breve, pero intensa, gira internacional en la que se ha encontrado con los mandatarios de Francia, Emmanuel Macron; Egipto, Abdelfatá al Sisi y Grecia, Nikos Anastasiades. A su llegada, Hariri ha anunciado que “mantiene en suspenso su dimisión” tras participar en una reunión tripartita con el presidente libanés, el exgeneral Michel Aoun, y con el portavoz del Parlamento, Nabih Berri.
“Hoy [este miércoles] he ofrecido mi renuncia al presidente, quien me ha solicitado postergar mi dimisión con el fin de abrir nuevas consultas sobre las causas políticas de mi decisión. He aceptado”, ha dicho Hariri en un comunicado oficial. En su discurso de renuncia, Hariri alegó, hace 18 días, temer por su vida y arremetió contra la injerencia iraní en los asuntos del país.
Una vez aterrizado en Beirut, Hariri ha visitado la tumba de su padre, el asesinado ex primer ministro Rafik Hariri, desde donde se dirigió a los presentes. "Gracias, libaneses", dijo en alusión a la movilización general que le ha brindado su pueblo durante estas semanas de ausencia. Sin embargo, Hariri no ha roto el mutismo para despejar las extrañas circunstancias que han rodeado su renuncia y su tardío regreso al país. Para unos, Hariri fue secuestrado por Riad. Para otros, se fugó temiendo por su vida.
El primer ministro libanés ha reiterado este miércoles "la necesidad [para Líbano] de mantenerse alejado de los conflictos regionales". Un deseo difícil de materializar en la coyuntura regional actual. Líbano está enmarcado al este y al norte por la frontera con Siria, sumida en una cruenta guerra desde hace más de seis años. Igualmente, alberga a 1.5 millones de refugiados sirios, que suman una cuarta parte de la población total del país. Al sur, comparte frontera, patrullada por las tropas internacionales de la ONU, con su archienemigo, Israel. 

La guerra siria recrudece la confrontación irano-saudí en Líbano

Tras la reunión que mantuvieron este martes en Sochi (Rusia) el presidente ruso, Vladimir Putin, y el sirio Bachar el Asad, el mandatario ruso anunció que la operación militar en Siria “está llegando a su término”. Tras la victoria bélica, se abre la fase de negociación política, a la que Damasco acudirá reforzado al haber recuperado el control de la mayoría del territorio sirio. Una victoria que entraña no solo la expulsión del ISIS de Siria, y la debilitación del remanente de grupos insurrectos en el país, sino que da al traste con el proyecto político saudí de convertir Siria en un poder suní aliado en la región. En las últimas semanas, la monarquía saudí ha tildado a Líbano de  “enemigo, puesto que su Gobierno responde a las órdenes de Hezbolá”.
El espectro político libanés se partió en dos en 2005, año en que fue asesinado Rafik Hariri y en el que tuvo lugar la consiguiente retirada de las tropas sirias tras 28 años de permanencia en el país. Los dos principales bloques políticos se sitúan de lado del Gobierno de Bachar el Asad. Desde el fin de la Guerra Civil libanesa en 1990, los sucesivos gobiernos han sido bien formados o destituidos con el beneplácito y consenso de sus tutores regionales. Lo que ha provocado que el país se convierta en terreno predilecto para la guerra regional que libran la principal potencia chií, Irán, contra la suní, Arabia Saudí.
Los primeros han nutrido las arcas del partido-milicia Hezbolá, miembro del gobierno y de la coalición 8 de Marzo, y abastecido en armas gracias a la continuidad territorial que provee Siria. Los segundos han respaldado económicamente, hasta hoy, el liderazgo de los Hariri a la cabeza del bloque 14 de Marzo y aquellas instituciones de seguridad afines.
Tras el regreso de Hariri al Líbano, los presidentes francés y griego han expresado su preocupación por la estabilidad del país. "Deseamos que resulte en un funcionamiento normal y equilibrado de las instituciones, dentro del respeto de la Constitución libanesa", señalaron fuentes oficiales de El Elíseo. Aliado tradicional de Líbano, los expertos consideran que Macron intenta aprovechar la crisis abierta en Líbano para reforzar su posición en el país y por ende en la región. El presidente francés ha mantenido un perfil más bajo que el que sostuvo su predecesor Jaques Chirac, amigo personal de la familia Hariri.
"Nuestro objetivo común es la estabilidad en Líbano, la estabilidad en nuestra zona. En este contexto (...) el presidente de la república llevará a cabo iniciativas precisamente para promover este objetivo, la estabilidad en Líbano", ha anunciado por su parte el portavoz del Gobierno griego, Nikos Christodoulides.
Sin haber despejado aun las extrañas circunstancias que han rodeado los vaivenes de Hariri durante las dos últimas semanas, las especulaciones están al orden del día en los debates callejeros. En los círculos cercanos al poder de Damasco aseguran que Riad mantiene retenidos a los dos hijos menores de Hariri, “para asegurar su regreso”.

Las víctimas describen la limpieza étnica en plena Europa en el juicio contra Mladic. 4º ESO

EL PAÍS Internacional
Isabel Ferrer


El exgeneral está acusado del genocidio de Srebrenica y de crímenes de guerra y contra la humanidad.

"Un soldado serbio nos dijo que ya no quedaba nada en nuestro pueblo. Que nos fuéramos a Turquía".


El acusado, Mladic, este lunes en una captura de televisión difundida por el tribunal. AP


Los detalles de la limpieza étnica de la que se acusa a Ratko Mladic, que responde del genocidio de Srebrenica ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), han llenado este lunes la sala que juzga al exgeneral serbobosnio. Elvedin Pasic, un bosnio musulmán de 34 años, primer testigo de la acusación, ha recordado en un inglés de acento americano la pérdida de la inocencia que supuso la militarización de su región poco antes del estallido de la guerra. Separado de su familia, sobrevivió a una ejecución de 150 civiles a manos de soldados serbios en noviembre de 1992. Tenía entonces 14 años.
Natural de Hrvacani, el pueblo de Pasic era musulmán “al cien por cien”, ha dicho, aunque estaba rodeado por otros con mezcla étnica, ya fuera serbia o croata. “Mis amigos de la escuela, en el pueblo cercano de Vrbanjci, eran de diversas comunidades y jugábamos juntos. Compartíamos nuestros equipos de deporte y celebrábamos juntos diversas festividades. Lo pasábamos muy bien. No había animosidad”.
La fiscalía espera contar con 400 testigos, 140 de los cuales están dispuestos a comparecer en persona
Un día, llegaron tanques y convoyes militares, y poco después, sin previo aviso, empezaron los bombardeos. “Era surrealista. Las bombas [del Ejército serbobosnio comandado por Mladic] caían sobre las casas, y mi madre nos dijo que nos tapáramos la cabeza”. Con lágrimas en los ojos y la voz temblorosa, ha descrito la huida de su casa saltando por una ventana bajo una lluvia de bombas. “Mamá nos dijo a mí y a mis hermanos que la obedeciéramos y que evitáramos exponernos a las balas en la calle. Pero luego teníamos que cruzar un prado y seguían disparando”, ha dicho. Los cinco ancianos que se quedaron en el pueblo perecieron.
Tras la fuga, la familia de Pasic fue rechazada en otras localidades por miedo a las represalias de los soldados serbobosnios. “Acabamos en un pueblo del lado de la frontera croata. Allí nos recibieron bien. Reencontramos a mi padre y hermano y estuvimos un mes porque los croatas nos dieron una casa. Pero un día, la gente empezó a recoger sus enseres y a marcharse. Nos dijeron que el pueblo se rendiría a los soldados y regresamos a nuestra casa, en Hrvacani. Por el camino, un soldado serbio nos dijo que ya no quedaba nada. Que nos fuéramos a Turquía, porque estábamos en Serbia”.
Vestido de gris, Mladic ha escuchado con atención sus palabras. En algunos momentos asentía, sujetando sus gafas de lectura. Antes de que Pasic tomara la palabra, el presidente de la sala, Alphon Orie, ha recordado que no deben repetirse testimonios ya presentados ante otros juicios del propio TPIY. Se trata de no perder tiempo y de que los testigos aporten nuevos datos con sus relatos. El juicio contra Mladic suma ya dos retrasos por sendos errores de la fiscalía, que no remitió a tiempo a la defensa unos 7.000 documentos.
Elvedin Pasic, el primer testigo de la acusación.
Elvedin Pasic, el primer testigo de la acusación. AFP
El segundo testigo previsto es David Harland, asesor político de UNPROFOR, la Fuerza de Protección de Naciones Unidas desplegada en Croacia y Bosnia-Herzegovina. Él vivió el sitio de Sarajevo, el peor de la historia moderna, con 12.000 muertos por disparos de soldados serbobosnios. Según los fiscales, mostrará el plan de Mladic —y de su jefe político, el antiguo líder serbobosnio Radovan Karadzic— de dar primacía a los serbios. Ambas declaraciones ilustran los cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad contra Mladic.
Después llegará el genocidio de Srebrenica, el delito más grave imputado al excomandante en jefe de las tropas serbobosnias. En la ciudad bosnia fueron asesinados cerca de 8.000 varones musulmanes, y testificará Joseph Kingori. Este observador militar de la ONU, aportará información sobre el bombardeo de la ciudad bosnia donde se refugiaron miles de civiles musulmanes en 1995. Luego hablará de la posterior separación de los hombres y las mujeres y niños. El soldado holandés Eelco Koster, miembro del batallón de cascos azules de su país destinado a proteger Srebrenica, está asimismo citado. Junto con un compañero, descubrió en un río cercano nueve cadáveres de civiles tiroteados por la espalda.
Mladic niega todos los cargos y asegura que los autores fueron sus hombres, que actuaron por cuenta propia. Para evitar retrasos, la fiscalía pidió al TPIY que le dejara dividir la causa en dos partes: una por Srebrenica y la otra para Sarajevo. Los jueces rechazaron la solicitud y habrá un solo proceso. El pasado junio, también fue suprimido uno de los cargos de genocidio incluido en la acusación. Se refería a los crímenes cometidos por los soldados de Mladic, entre mayo y diciembre de 1992, en varios municipios de Bosnia. La sala decidió que no había pruebas suficientes. Con Srebrenica no tienen esas dudas. En total, la fiscalía espera contar con 400 testigos, 140 de los cuales están dispuestos a acudir en persona.
Tras el susto sufrido con los fallos de los acusadores, las Madres de Srebrenicaacudirán de nuevo a La Haya, sede del TPIY, para escuchar a los testigos. Mladic huyó de la justicia internacional durante 16 años. Al final, fue arrestado en mayo de 2011 en Lazarevo, a 100 kilómetros de Belgrado, capital serbia. Muchas de las Madres buscan todavía los cadáveres de sus hombres para darles sepultura.

Srebrenica, la página negra holandesa de las misiones de paz de la ONU. 4º ESO

EL PAÍS Internacional
Isabel Ferrer


Eelco Koster, teniente del batallón encargado de proteger a los musulmanes bosnios, vio los primeros cadáveres del genocidio.


Tres mujeres frente al ataúd de uno de sus seres queridos muerto en la matanza de Srebrenica.  AP



El 13 de julio de 1995, Eelco Koster, a la sazón teniente de los “cascos azules” holandeses destinados en Bosnia, encontró sin saberlo una de las primeras pruebas del genocidio de Srebrenica. Fue durante una inspección ocular efectuada junto al cuartel general de la ONU, ocupado por sus hombres en Potocari, la ciudad vecina. “Vimos nueve cadáveres junto a un riachuelo tendidos boca abajo. Iban vestidos de civiles y habían sido tiroteados por la espalda. Las heridas parecían recientes: la sangre no se había secado y tampoco olían mal. No llevaban armas”, declaró, el pasado viernes, ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY). Koster iba con el teniente coronel Johannes Rutten, que fotografió la escena. “Cuando regresamos para reportar lo ocurrido, tropezamos con un soldado serbobosnio. Como habló por radio, asumimos que había indicado nuestra posición y tomamos otra ruta de vuelta”. El carrete de fotos se estropeó en el laboratorio en circunstancias calificadas oficialmente de error de revelado. Ello impidió demostrar que los “cascos azules” supieron, antes de la muerte de unos 8.000 varones bosnio musulmanes, que el general serbobosnio Ratko Mladic planeaba su exterminio.
Koster ha sido el primer miembro del Batallón Holandés III, destinado en Srebrenica durante la guerra de Bosnia (1992-95), en testificar en el juicio contra el exgeneral serbobosnio. En una tensa comparecencia, el oficial holandés, hoy coronel de la policía militar de su país, revivió una de las páginas más oscuras de la participación holandesa en las misiones de paz de Naciones Unidas. El genocidio es el crimen más difícil de probar y el peor de la justicia internacional. Implica la destrucción sistemática y premeditada de una comunidad por razón de raza, etnia, religión o nacionalidad. En Europa no se había producido desde la II Guerra Mundial. Es cierto que los “cascos azules” tenían órdenes de no atacar y pidieron sin éxito ayuda a la OTAN, pero su pasividad no ha podido justificarse.
“¿Qué está pasando?”, le preguntó un cámara de la televisión serbia a un soldado holandés cuando los varones entre 16 y 70 años (en realidad había niños de 8 años y ancianos de 80) permanecieron en Srebrenica, mientras los demás civiles eran expulsados. “Usted sabe perfectamente lo que ocurre”, fue la respuesta del militar de la ONU. La conversación figura en un video mostrado en La Haya, sede del TPIY, durante la declaración de Koster. “Mladic nos amenazó si no colaborábamos”, dijo. Su comandante, Thom Karremans, declaró en 1996 ante el TPIY haberle pedido cuentas a Mladic del material militar sustraído por los soldados serbobosnios. Sin embargo, según dijo, no vio a ningún deportado y menos aún a los muertos.
Veinte días después de los hechos, los soldados holandeses fueron recibidos en Zagreb con una fiesta por el socialdemócrata Wim Kok, entonces primer ministro. También acudió el príncipe heredero, Guillermo de Orange. Las imágenes del evento, entre risas y cervezas, resultan poco apropiadas. Pero la sensación que transmiten los uniformados es de alivio. Habían dejado atrás el horror y eran bien recibidos por los suyos. Con el tiempo, más de la mitad abandonaron el Ejército. Hoy en día, aún se reúnen y apoyan gracias a la Asociación del Dutchbat III que crearon.
En 2002, el Instituto holandés para a Documentación de la Guerra fue implacable. En un informe que constituye la versión oficial del genocidio puede leerse lo siguiente: “Los soldados holandeses no tenían el entrenamiento adecuado para una misión así. Carecían de un mandato claro de la ONU y la responsabilidad final de la tragedia es de Mladic. Pero no investigaron los testimonios de las matanzas hechos por civiles bosnio musulmanes. Tampoco las impidieron”. El Gobierno de centro izquierda de la época aceptó la responsabilidad moral de lo ocurrido y dimitió. Desde 2009, en el Canon, un libro de historia nacional recomendado en las escuelas, Srebrenica ocupa dos páginas. Explica el genocidio, apunta que a veces estas operaciones salen mal, y subraya que “Holanda seguirá jugando un papel en las misiones de paz de la ONU”.
Desde el banquillo de los acusados, Mladic, que permaneció 16 años huido, mantiene que ordenó “la evacuación, y no la deportación”, de los refugiados atrapados en Srebrenica. Tomó la ciudad porque estaba llena de soldados bosniomusulmanes que mataban y destruían objetivos serbios en los alrededores. Como le dijo al propio teniente Koster aquel 13 de julio de 1995, debía “encontrar a los criminales de guerra para intercambiarlos con los soldados serbios hechos prisioneros”. En consecuencia, los cerca de 30.000 ancianos, mujeres y niños que fueron sacados a la fuerza de Srebrenica, no tenían nada que temer.
Mladic no puede negar el genocidio puesto que el propio TPIY ha dictado ya sentencia por ello, entre otros, contra el general Radoslav Kirstic, jefe de uno de los cuerpos que consumó la matanza. En 2007, el Tribunal Internacional de Justicia, máximo órgano judicial de la ONU, calificó a su vez de genocidio las muertes de Srebrenica. Por eso su estrategia consiste en descargar la culpa en sus tropas. Y en recordar que abandonó Srebrenica entre el 14 y 17 de julio, hecho documentado, cuando las ejecuciones sumarias alcanzaron su punto álgido.

GUERRA DE BOSNIA Ratko Mladic, condenado a cadena perpetua por el genocidio de Srebrenica. 4º ESO

EL PAÍS Internacional
Isabel Ferrer

El carnicero de los Balcanes intentó "destruir la población musulmana" de la ciudad.




Ratko Mladic, exgeneral al mando del Ejército serbobosnio en la República Srpska (República Serbia) durante el conflicto de los Balcanes, ha sido condenado a cadena perpetua por el genocidio de Srebrenica y por crímenes de guerra y contra la humanidad, en particular el sitio de Sarajevo, cometidos durante la guerra de Bosnia (1992-1995). Tras pedir a gritos un aplazamiento por una subida de presión arterial, Mladic fue expulsado de la sala durante la lectura de la sentencia en la sede del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY). La institución ha dedicado 24 años a procesar a los principales responsables de las atrocidades allí cometidas.
Mladic vio desde una salita contigua como los jueces le declaraban culpable de 10 de los 11 cargos que pesaban en su contra, y que incluyen exterminación, asesinato, persecución, terror, secuestro, deportación, desplazamiento forzoso, actos inhumanos y ataques ilegales contra civiles. Alphons Orie, presidente de la sala, afirmó que el ya condenado “había conspirado para que los musulmanes bosnios, y los croatas bosnios desaparecieran de Bosnia Herezegovina y lograr así un territorio serbio homogéneo”. Orie ha dado por demostrado que Mladic, de 74 años, “comandó las tropas serbobosnias tanto en Srebrenica como durante el sitio de Sarajevo; impidió la entrada de ayuda humanitaria en ambos lugares para aplastar a la población; sugirió a los políticos cómo actuar en aras de la limpieza étnica; deseó en público la desaparición de musulmanes bosnios y diseminó propaganda falsa para confundir a la comunidad internacional”.
En Srebrenica, perecieron unos 8.000 varones musulmanes bosnios entre 12 y 60 años, “aunque hubo también niños más pequeños, ancianos y mujeres”, según el fallo. Mladic tomó la ciudad el 11 de julio de 1995, y mantuvo durante el juicio que con la separación de hombres y mujeres pretendía detener a criminales de guerra. La sentencia, por el contrario, afirma que “ordenó a sus soldados serbobosnios, y también a policías del ministerio de Interior de la República Serbia, la detención y ejecución sistemática de los varones considerados hábiles, entre el 12 y el 17 de julio de ese año”. Sí fue absuelto del otro cargo de genocidio, señalado por la fiscalía en seis municipios del norte de Bosnia, donde en 1992 murieron a su vez musulmanes y croatas bosnios. Por mayoría (Orie disintió) la sala decidió que “no había pruebas para demostrar que los muertos resultaran de un intento de aniquilación de ambos grupos.
El hecho de que no se haya visto un genocidio en Bosnia “muestra una postura conservadora desde el punto de vista legal, por parte del TPIY al abordar estos crímenes”, según Nevenka Tromp Vrkic, miembro en su día del equipo de investigación de la fiscalía en el caso contra el expresidente serbio Milosevic. Supervivientes de violaciones, como Bakira Hasecic, asegura que “parece mejor ser acusado, que recibe ayuda, que víctima”.
En Sarajevo, sitiado entre 1992 y 1996 por las tropas al mando del exgeneral, “la campaña de terror contra civiles bosnios y bosniocroatas, incluyó lanzamiento de granadas contra barrios donde no hubiera serbios, francotiradores y el corte de suministros esenciales”. En cerca de 1.500 días, murieron unos 12.000 vecinos. La fiscalía lo calificó de “dueño de la vida y la muerte”. El fallo refleja los deseos del militar retirado de “acabar con los musulmanes bosnios antes de que se entrometiera la comunidad internacional”.
Detenido en Serbia en 2011 tras 16 años de fuga, Mladic era el último fugitivo del Tribunal, que cerrará sus puertas el 31 de diciembre. También apodado el carnicero de los Balcanes, los jueces le han culpabilizado asimismo del secuestro de cascos azules de la ONU “para evitar los bombardeos de la OTAN”. Los utilizó como escudos humanos en Bosnia Herzegovina. El juicio se ha prolongado cinco años, y Mladic ha pasado de presentarse con gorra militar y ademanes amenazantes, a moderar su tono y decir que está muy enfermo y quiere ser tratado en Rusia. Su jefe político directo, el expresidente serbobosnio, Radovan Karadzic, fue condenado en marzo de 2016 a 40 años de cárcel por los mismos crímenes.
El hecho de que no se haya visto un genocidio en Bosnia “muestra una postura conservadora desde el punto de vista legal, por parte del TPIY al abordar estos crímenes”, según Nevenka Tromp Vrkic, miembro en su día del equipo de investigación de la fiscalía en el caso contra el expresidente serbio Milosevic. Supervivientes de violaciones, como Bakira Hasecic, asegura que “parece mejor ser acusado, que recibe ayuda, que víctima”.
En Sarajevo, sitiado entre 1992 y 1996 por las tropas al mando del exgeneral, “la campaña de terror contra civiles bosnios y bosniocroatas, incluyó lanzamiento de granadas contra barrios donde no hubiera serbios, francotiradores y el corte de suministros esenciales”. En cerca de 1.500 días, murieron unos 12.000 vecinos. La fiscalía lo calificó de “dueño de la vida y la muerte”. El fallo refleja los deseos del militar retirado de “acabar con los musulmanes bosnios antes de que se entrometiera la comunidad internacional”.
Detenido en Serbia en 2011 tras 16 años de fuga, Mladic era el último fugitivo del Tribunal, que cerrará sus puertas el 31 de diciembre. También apodado el carnicero de los Balcanes, los jueces le han culpabilizado asimismo del secuestro de cascos azules de la ONU “para evitar los bombardeos de la OTAN”. Los utilizó como escudos humanos en Bosnia Herzegovina. El juicio se ha prolongado cinco años, y Mladic ha pasado de presentarse con gorra militar y ademanes amenazantes, a moderar su tono y decir que está muy enfermo y quiere ser tratado en Rusia. Su jefe político directo, el expresidente serbobosnio, Radovan Karadzic, fue condenado en marzo de 2016 a 40 años de cárcel por los mismos crímenes.
Pinchando en el enlace se abre la noticia.

Así es Oumuamua, el primer asteroide interestelar que asombra a los científicos

la razón.es Ciencia




El primer asteroide interestelar localizado al pasar por el sistema solar, está cautivando a los científicos por ser diferente a cualquier cosa observada hasta ahora.

Observaciones adicionales en las que ha participaco la NASA revelan que el objetotiene forma de cigarro con un matiz algo rojizo. El asteroide, llamado 'Oumuamua'por sus descubridores, mide hasta 400 metros de largo y es muy elongado, tal vez 10 veces más largo que ancho.
Estas observaciones y análisis fueron financiados por la NASA y aparecen en la revista Nature. Sugieren que este objeto en particular, ha viajado por la Vía Láctea durante millones de años antes de su encuentro casual con nuestro sistema estelar.
Inmediatamente después de su descubrimiento a mediados de octubre, telescopios de todo el mundo, incluyendo el Very Large Telescope de ESO en Chile y otros observatorios fueron alertados para medir la órbita del objeto, el brillo y el color. La urgencia de ver desde los telescopios terrestres fue vital para obtener la mejor información, informa la NASA.
Como resultado, se encontró que 'Oumuamua' varía en brillo por un factor de diez al girar sobre su eje cada 7.3 horas. Ningún asteroide o cometa conocido de nuestro sistema solar varía mucho en brillo, con una proporción tan grande entre largo y ancho. Los objetos más alargados que hemos visto hasta la fecha no son más de tres veces más largos que anchos.
"Esta variación inusualmente grande en el brillo significa que el objeto es muy alargado, con una forma compleja y complicada", dijo Karen Meech, del Instituto de Astronomía en Hawai. También descubrimos que era de un color rojizo, similar al sistema solar exterior, y confirmamos que es completamente inerte, sin el más mínimo rastro de polvo a su alrededor.

Estas propiedades sugieren que 'Oumuamua' es denso, compuesto de rocas y metales. Posiblemente, no tiene agua o hielo, y el aspecto enrojecido es debido a los efectos de la radiación de los rayos cósmicos durante cientos de millones de años.

Al menos 20 muertos en un atentado con camión bomba en el norte de Irak. 4º ESO

la razón.es Internacional

Un portavoz del Ministerio del Interior iraquí ha confirmado que se ha registrado una "violenta" explosión.


Imagen de una operación militar iraquí desarrollada la semana pasada / Reuters

Al menos 20 personas han muerto y otras 40 han resultado heridas como consecuencia de un atentado con camión bomba perpetrado este martes por la tarde en la localidad de Tuz Jurmato, en el norte de Irak, según han informado fuentes médicas y policiales a Reuters.
Un portavoz del Ministerio del Interior iraquí ha confirmado que se ha registrado una "violenta" explosión. Según el diario digital Shafaq, el ataque ha tenido lugar cerca de un mercado en torno a las 16:00 horas y hay decenas de personas muertas y heridas.
Un responsable de las fuerzas de seguridad iraquíes ha dicho que el camión que ha estallado estaba aparcado cerca del mercado de verduras y ha señalado que podría haber hasta 50 víctimas, entre fallecidos y heridos.

El Ejército de EE UU mata a más de 100 terroristas de Al Shabaab en Somalia. 4º ESO

la razón.es Internacional


El bombardeo se produjo a 125 kilómetros al norte de la capital del país, Mogadiscio.


Imagen del atentado en el Hotel Dayah cerca del Parlamento en Mogadiscio el 25 de enero de 2017 / Efe

El Ejército de Estados Unidos efectuó hoy un ataque aéreo contra combatientes del grupo terrorista Al Shabab en Somalia, en una acción coordinada con las autoridades locales y que se cobró la vida de "más de cien" yihadistas.

"En coordinación con el Gobierno Federal de Somalia, el 21 de noviembre, a las 10.30 hora local (7.30 GMT) fuerzas estadounidenses llevaron a cabo un ataque aéreo en Somalia contra Al Shabab en el que murieron más de cien milicianos", informó el mando militar de Estados Unidos en África (Africom) a través de un comunicado.
El bombardeo se produjo a 125 kilómetros al norte de la capital del país, Mogadiscio.

Detenido un joven en Melilla por reclutar yihadistas. 4º ESO

la razón.es España


Esta operación «implica la neutralización de una potencial amenaza», dice Interior.



Agentes de la Policía Nacional han detenido esta madrugada en Melilla a un español de 21 años por su presunta implicación con la organización terrorista DAESH, ha informado el Ministerio del Interior. El detenido mostraba, según Interior, «plena adscripción y compromiso con la organización terrorista DAESH que realizaba labores de captación utilizando internet y las redes sociales principalmente». Esta operación «implica la neutralización de una potencial amenaza», dice Interior, ya que el detenido había pasado del auto adoctrinamiento a la fase de «captación y adoctrinamiento de nuevos miembros», que lo situaba en un punto de «plena disposición con la organización terrorista que podría haberle llevado a cometer atentados tal como reclama DAESH y siguiendo el ejemplo de otros terroristas que han cometido atentados en Europa y en EE.UU.». Según Interior, el detenido «había sufrido un intenso proceso de radicalización en el que su actividad delictiva había ido evolucionando» con un «un auto adoctrinamiento continuo y progresivo que le había llevado a navegar en Internet de manera exclusiva sobre contenidos referentes a DAESH»
Los vídeos a los que accedía este presunto seguidor del DAESH, eran de contenido «muy violento y explícito» a los que accedía a través de una red «una red de comunicaciones de difícil acceso para dificultar su localización». Según los investigadores, el detenido adoptaba medidas de seguridad extraordinarias «al mostrarse muy reservado y cauto para evitar ser detectado por los agentes policiales».
Por ello, sus opiniones se las guardaba «para las reuniones que mantenía con aquellas personas de su círculo más íntimo a los que pretendía adoctrinar y adherir a la causa terrorista yihadista».
La Policía afirma que el detenido, además, «había mantenido contacto directo con individuos condenados actualmente por su pertenencia e integración en la organización terrorista DAESH, procesados que captaban, adoctrinaban y enviaban combatientes desde Melilla y Marruecos a zonas de conflicto».
Entre estos destaca un melillense que se marchó en 2012 y que se convirtió en dirigente de una katiba yihadista en Mali y que supuestamente falleció en combate en 2016 en Tombuctú.
En el desarrollo de este operativo, la Policía Nacional tomará declaración a dos personas más, dos hombres de 21 y 28 años, ambos de origen español, «que como consecuencia de la labor adoctrinadora del principal detenido han mostrado su apoyo a DAESH, incluido la defensa del atentado terrorista ocurrido en Barcelona el pasado mes de agosto».
Ambos estaban inmersos en un «continuo proceso de adoctrinamiento y consumían material propagandístico de la organización de manera reiterada e incluso habían llegado a valorar la posibilidad de cometer atentados».
La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción, Número 2, y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.
El ministerio del Interior informa de que desde el 26 de junio de 2015, fecha en la que elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 209 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 254 desde principios de 2015.